En Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Escribinos!

Todos los campos son obligatorios*

X

Sostenibilidad

¿Qué puedo hacer para reducir los residuos electrónicos?

3 min Tiempo de lectura

¿Has pensado alguna vez qué habrá sido de aquellos móviles, cámaras de fotos, impresoras u ordenadores antiguos cuando fueron desechados? Los residuos electrónicos son uno de los problemas más graves de la humanidad, y es que a medida que se extiende la digitalización, también aumentan este tipo de residuos ya que cada año se producen 54 millones de toneladas de residuos electrónicos a nivel mundial, de los cuales apenas el 17,4% se recupera y/o recicla.

La sobreexplotación del planeta es una de las principales causas de la degradación ambiental y el cambio climático. De hecho, según el Foro Económico Mundial, la crisis de recursos naturales es considerada como un riesgo de alto impacto y probabilidad que sólo podrá revertirse con una economía más circular, en la que no existen residuos, solo recursos. Todo se aprovecha. Este cambio es necesario ya que actualmente, el 45% de las emisiones mundiales provienen de la fabricación y uso de productos mientras que un 90% de la pérdida de biodiversidad y del estrés hídrico se deben a la extracción y tratamiento de recursos naturales. Es necesario un cambio de modelo.

¿Qué puedes hacer tú para ayudar a minimizar este problema?

  1. Cuida tus equipos electrónicos.

Cómprale una funda a tu teléfono, utiliza modos de ahorro de energía, desenchufa el cargador de la corriente cuando no este en uso, actualiza su software cada cierto tiempo, realiza mantenimientos periódicos, no lo expongas a temperaturas extremas y desinstala aquellas apps que no utilizas y que consumen demasiada energía, todas estas acciones ayudan a que tus equipos duren por más tiempo. Puedes consultar más trucos en este post.

  1. El teléfono más eco-friendly es el que tienes en tu bolsillo.

Reciclar está bien y es mucho mejor que tirar los residuos en la basura normal, pero no es suficiente, ya que se podría llegar a perder entre un 20% y un 35% de recursos en el reciclaje de teléfonos móviles. Primero hay que reducir los residuos reparando y reutilizando tus dispositivos siempre que sea posible. Puedes dirigirte a una tienda especializada para ello o si eres de los que prefieren el “Do It Yourself” (DIY), puedes animarte con las guías gratuitas de reparación de electrónicos de iFixit.

  1. Si ya no lo necesitas y aún puede utilizarse, dónalo.

Si tu equipo está en buenas condiciones, dónalo a alguna entidad que lo necesite. Un ordenador antiguo puede ser muy útil en organizaciones que promuevan la inclusión digital. Lo que para unos puede resultar obsoleto, para otros puede ser de gran utilidad.

  1. Si ya no funciona, llévalo a una tienda movistar.

¿Tienes un móvil antiguo cogiendo polvo en el cajón? Si tu teléfono móvil ya no da señales de vida y no hay forma de repararlo, llévalo a una tienda Movistar para que puedan darle una segunda vida y si necesitas reemplazarlo, consulta el catálogo de reacondicionados o el catálogo de seminuevos de Movistar. Si al final, te decides por uno nuevo, fíjate en su Eco Rating. Es importante darles una segunda vida a los aparatos electrónicos para evitar la emisión de gases nocivos y dañar nuestro medio ambiente.

  1. Recicla de forma correcta

Reutiliza, repara y si el dispositivo ya no da más de sí, recíclalo. El reciclaje permite recuperar los recursos que contienen los equipos para la fabricación de nuevos productos. Busca en tu ciudad empresas y cooperativas especializadas en reciclar este tipo de residuos. No tires nunca los residuos electrónicos a la basura normal. Acabará en vertederos, con el peligro añadido para la salud y los ecosistemas. los dispositivos móviles pueden llevarse directamente a las empresas de telefonía.

  1. Promueve el consumo responsable

Con la constante innovación tecnológica y los nuevos lanzamientos de productos cada año, se promueve cada vez más el consumo. La gente cambia sus equipos con frecuencia, aun estando en buenas condiciones y aunque su funcionamiento siga siendo correcto.  Replanteémonos nuestros hábitos de consumo para evitar las compras compulsivas y sin sentido. No compres un nuevo dispositivo si no es realmente necesario.

Volver