En Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Escribinos!

Todos los campos son obligatorios*

X

Comportamiento

Elegí Cuidarlos

5 min Tiempo de lectura

¿Qué es el grooming? es la acción deliberada de un adulto de acosar sexualmente a un chico o chica mediante el uso de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación). Es decir, es un tipo de abuso sexual que se da en espacios digitales. En Argentina es un delito penal y vale la pena recordar que quien ejerce ese abuso es siempre un adulto, y la víctima un niño, niña o adolescente.

Cuando escuchamos hablar de casos de grooming en los medios, en una comida o en una charla ajena, la protagonista de las noticias o casos suele ser la red social donde ocurrió el delito. Ante este enfoque, la acción instintiva de cualquier adulto es prohibir, reducir el uso o culpabilizar a la tecnología por lo ocurrido.

Este impulso se ve potenciado por el miedo y rechazo hacia lo desconocido. El hecho de que los chicos y chicas hayan nacido- en la mayoría de los casos- rodeados de tecnologías digitales y los adultos no, genera una brecha entre ellos. Para un adolescente actual es natural chatear con alguien que acaba de conocer, o incluso con quien aún no conoció personalmente. Es una nueva forma de socializar que a la mayoría de los adultos les resulta lejana y, muchas veces, incomprensible. Esta distancia entre lo que es natural o no a la hora de conocer o hablar con personas por espacios digitales, genera vértigo en los adultos que deben acompañar a esos chicos y chicas ¿Cómo puedo aconsejar sobre lo que no sé? La respuesta, lamentablemente, suele ser la incorrecta: demonizar a la tecnología.

Para analizar cómo actuar y prevenir estas situaciones tensas y desafiantes, es importante recordar que cuando abordamos cualquier situación de abuso por Internet, debemos comprender que quienes la llevan adelante son personas. Hombres y mujeres que utilizan tecnología, sí, pero que llevan adelante acciones principalmente sociales a través de medios digitales.

Este recordatorio es clave no solo para comprender el fenómeno en sí, sino para entender cómo los adultos deben actuar desde la prevención, el acompañamiento y la gestión de casos. Si el abuso es básicamente un acto humano esto quiere decir que el tipo de conocimiento que se requiere para prevenirlo también lo es.

Lo que los chicos y chicas necesitan de nosotros como adultos es que confiemos en lo que sabemos como personas por nuestra experiencia de vida y nos animemos a acompañarlos también en Internet ¿Cómo? Anticipándonos a los problemas. Interesándonos por lo que les sucede en su vida social (que hoy ocurre también en las redes), preguntando siempre cómo les va en Internet, qué hacen allí, qué les gusta y qué no, en suma generando empatía. No con un fin persecutor, sino para establecernos como referentes también en ámbitos digitales. Si nos interesamos por lo que hacen en la Web, sabremos más sobre sus usos y costumbres y podremos comprender más por qué les importa lo que les importa, y darle entonces real dimensión a sus problemas digitales. Debemos saber qué plataformas usan, investigar qué herramientas de configuración de privacidad tienen para ayudarlos a ajustarlas, charlar sobre la diferencia entre los amigos online de aquellos que conocemos personalmente. En ese sentido es clave dialogar sobre qué datos debemos evitar darles a esos que no conocemos, tanto a través del chateo como de fotos, videos o publicaciones compartidas.

Incluir a los espacios digitales a las conversaciones diarias, acompañadas de consejos clásicos como “cuidado si hablás con desconocidos” o “no le digas a cualquiera tu dirección o teléfono”, es el ABC para ayudarlos a prevenir situaciones de abuso. No necesitamos ser especialistas en seguridad informática ni en tecnología, sino comprometernos con la generación de diálogo y acompañamiento también en esos lugares inciertos: los espacios digitales.

Elegí Cuidarlos del Grooming.

Autor: Ezequiel Passeron, Director de Faro Digital (Ong para la construcción y promoción de una ciudadanía digital).

Volver

Comments are closed here.